8/5/18

Condiciones y condicionantes

Sanchis Guarner escribió hace años que el San Pío V no era un “lugar acondicionado” para acoger el Museo de Bellas Artes de Valencia. No es cuestión de contradecir al sabio, pero ojalá pudiera desplazar la losa de su nicho para comprobar que el Turia se ha secado y que a su orilla yace uno de los tesoros de la ciudad.


6/5/18

Cinco décadas saboreando dulces mentiras

Diego Manrique (Burgos, 1950) lleva desde principios de los setenta traduciendo. Traduciendo, lo han leído bien. Traduciendo música. Traducir, al fin y al cabo, no es otra cosa más que acercar. Y él es uno de los mayores intermediarios entre la música, entendida como fenómeno de masas, y el público español que ha conocido nuestro periodismo. Escribe en EL PAÍS desde 1983, pero previamente ya había participado en alguna que otra gran efeméride del gremio, como la creación de Radio 3 allá por el año 1979. Fue padre de nuevo en 1998, cuando fundó la revista Efe Eme. No existe músico destacado de la segunda mitad del XX y lo poco que llevamos del XXI que no le haya mirado a los ojos y le haya contestado con sinceridad. El Premio Nacional de Periodismo Cultural, que le fue otorgado en 2014, es solo el humilde homenaje que la prensa y la cultura musical española pueden rendir ante la inabarcable, fructífera y dilatada labor de Manrique a lo largo de casi cinco décadas. Jinetes en la tormenta (Espasa, 2013) es la compilación de algunas de sus más exitosas críticas musicales publicadas en EL PAÍS.




22/4/18

Ni vivir para contarlo

Visitar tiendas de discos de vinilo un sábado por la mañana es como tratar de entrevistar a un cura a la hora de misa: tarea casi imposible. Las del centro de Valencia, que no son pocas, son cubículos estrechos y claustrofóbicos, recargadas como templos barrocos y abarrotadas de fieles que se pasan la semana deseando que llegue el viernes por la noche para sacar la chupa de cuero negra y comenzar la peregrinación del hobby.



15/4/18

Dos por ciento

Hace unos días, entró un teletipo en el ordenador de la redacción que llevaba por titular algo así como que un estudio confirmaba que solo el dos por ciento de los alumnos de bachillerato escucha la radio. No me atreví a leer el cuerpo de la noticia porque me invadió una pena tremenda al remontarme a los años de instituto y sacar mis cuentas sobre qué porcentaje debía ser yo solo entre todos los de la clase. 




31/3/18

Muy buenos tíos y tías

Me aseguraba Arcadi Espada cuando le entrevisté que las nuevas imputaciones a Francisco Camps no chocaban en absoluto con la tesis de su libro. Que ponía la mano en el fuego por él y por su inocencia y que, por encima de todo, dormía tranquilo sabiendo que todo el revuelo generado estaba suponiendo una campaña propagandística para el ensayo Un buen tío que ríase usted de las gigantes publicidades de Netflix en la Puerta del Sol. No sé cómo habrá reaccionado (o cuántos saltos de alegría habrá dado) al enterarse de que a Gürtel le están apareciendo hermanitos.






15/12/17

Vicente Aleixandre

A Aleixandre lo conocí como quien conoce a alguien esperando el metro: leve y efímeramente. Su nombre apareció en la larga lista de la Generación del 27 y yo, generación del 97, de 16 años, no sentí curiosidad alguna. Era 4º de la ESO, y por aquellas edades uno rechaza los libros de texto casi tanto como ahora los abraza. Durante la rebelión adolescente, que siempre es estúpida, a cada uno le da por una cosa.