11/8/16

Vacío olímpico

Un extracto de este texto fue seleccionado como "Carta al Director" del diario El Mundo, el 11 de agosto de 2016, bajo el título Poca afición en los JJOO





Sr. Director:
La avalancha mediática e informativa referida a los Juegos Olímpicos, que desde hace días colapsa y desborda la programación televisiva y las redes, ha permitido observar el poco seguimiento presencial con el que están contando las pruebas deportivas estas primeras jornadas de la cita. Especialidades como el hockey, el boxeo, o las diferentes modalidades de remo o tiro llaman la atención por la baja asistencia de público, que se materializa en gradas prácticamente vacías. Las familias y allegados de los deportistas, junto con algún lugareño que se deja caer por curiosidad o afición, conforman la principal presencia, tanto en rondas clasificatorias como en finales. 
El hecho de tener que desplazarse hasta el lejano Nuevo Mundo, unido a la crisis —tanto de seguridad como sanitaria— que salpica a Brasil, son factores que han propiciado una menor asistencia de público extranjero. El precio de las entradas, en contraste con la renta media de los brasileños, explica además la falta de entusiasmo de la población anfitriona. No obstante, todo cambia en función de la disciplina y de la cara del deportista. Así, hemos visto pabellones hasta la bandera, a rebosar, para recibir a la selección estadounidense de baloncesto o al legendario Michael Phelps. Lo mismo, intuyo, ocurrirá cuando un centelleante Usain Bolt haga acto de presencia, dentro de unos días, en el estadio de Maracaná. Por lo visto, y al igual que ocurría en el Olimpo griego, al que se le ofrecían y brindaban originalmente los Juegos Olímpicos, también hoy encontramos dioses, semidioses y vanos mortales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario