16/2/16

"La devoción del sospechoso X". Valoración



¿Cómo sería preparar un asesinato "a la carta"? ¿Sería tan sencillo programar un crimen, adelantándose a lo que la policía pudiera pensar? "La devoción del sospechoso X" nos presenta esta peculiar propuesta.






La obra podríamos decir que tiene una estructura de (siempre guardando las distancias) "capítulo de serie policial", en el que lo primero que vemos es el crimen. Es más, observamos a los propios autores del asesinato. Para el lector, el adjetivo "presunto" no existe, puesto que en las primeras páginas de la novela se encuentra en la propia escena del crimen, junto a los mismísimos asesinos.

Entonces, ¿dónde reside el secreto? ¿Por qué seguir leyendo un libro del que ya lo sabemos "todo" a causa de la omnisciencia del narrador? La respuesta es ISHIGAMI. El personaje creado por Keigo Higashino muestra una complejidad extraordinaria, que nos deja ver a lo largo de la obra rasgos de su más interno ser, a la vez que esconde pistas que serán cruciales para entender el caso, y que no ven la luz hasta las últimas páginas.
Increíble es también el ingenio, la lógica e inteligencia que posee este personaje, que "crea" un crimen aparte, a la medida del cuerpo de policía al que se enfrenta, y asume con frialdad la consecución de la investigación.

Así pues, "La devoción del sospechoso X", del ya nombrado Keigo Higashino, es una obra inusual dentro de la novela tópica policial, además de por los motivos comentados, por tratarse de una cultura diferente (muy bien reflejada, por cierto, por parte del autor y del traductor), por jugar constantemente con problemas y teorías matemáticas famosas, que "metaforizan" el transcurso de la historia, y por supuesto por mostrar una visión del amor, del sacrificio y entrega por parte de un ser humano hacia otro prácticamente inimaginable, tal y como lo corroboran los sorprendidos lectores que llegan hasta el final.
Sin duda, nos encontramos ante una obra perfecta para adentrarnos en la literatura japonesa, poco conocida en nuestro país, y que seguro dará que hablar en los próximos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario